nyxxx-the-witch:

nyxxx-the-witch:

yesterday my friend a white punk said that white punks should only sing about their pizza being delivered late because that is the only thing that really fucks up their day.

EAST SIDE PIES?

MORE LIKE EAST SIDE LIES.

41 notes

kararikue:

semiserious:

This Brazilian 4th grader doing drag for his school’s talent show is everything! Seriously wait until the end!

OMG! BrownBabyFemme! <3 *heart melts*

(via la-negra-barbuda)

booksofadam:

If other games were about Kim Kardashian. More.

(via sailordoooom)

26,130 notes

"I was talking with a friend, Ivette González-Alé, about fat identity and she asked, “fat according to whom?” She said her body is just like everyone else in her family; their indigeneity forms a body foreign to white standards of height/weight/body fat distribution. Fatness is set against white bodies, with no consideration for other groups, creating an identity irrelevant to her brown body."

Caleb Luna, “On Being Fat, Brown, Femme, Ugly, and Unloveable” (via disabilityhistory)

604 notes

Sobre ser gordx, morenx, femeninx, fex e incapaz de ser amadx - Caleb Luna.

hermosxsperdedorxs:

Enamorarse es peligroso para los chicos morenos porque, bajo la supremacía blanca, no somos personas posibles de ser amadas. Enamorarse es peligroso para los chicos morenos porque las personas no nos ven como individuos posibles de ser amados.

La colonización nos adoctrina dentro de la idealización romántica de la delgadez, de la blancura, y de la masculinidad – en nosotros y en los otros. ¿Cómo puedo hacer, como gordo, moreno, femenino para descolonizar mi deseo, y así poder desearme a mí mismo? ¿Cómo puedo amarme a mí mismo en un mundo que me dice que eso es imposible? ¿Cómo puedo descolonizar mi deseo para poder dejar de mirar compulsivamente a ese chico delgadito que se rehúsa a verme a mí como la diosa que soy?

Bajo una construcción colonial de la belleza y el deseo, ser gordo y moreno y queer y femenino significa ser feo. Significa no sentirse amado, no ser amado, y nadie que diga lo contrario. Ser gordo y moreno y colonizado significa valorar, desear, y priorizar el amor romántico – un amor que no te quiere, que nunca te tendrá, y no saber cómo librarte a ti mismo de ese aparato de captura.

Feo es como me muevo en el mundo, como soy visto por extrañ*s, compañer*s de trabajo, potenciales amantes, emplead*s, familia, miembros de la comunidad, doctor*s, profesor*s, trabajador*s industriales, etc, y ésta percepción afecta en cómo soy tratado diariamente. Me han negado oportunidades laborales por mi cuerpo. No entro en las cabinas de los restaurantes, en los asientos de las aviones, o en los escritorios de la escuela – que funcionan como recordatorios constantes de que este mundo no está construido para acomodarse a mí.

En el tiempo en el que he desarrollado sentimientos románticos por algunas personas en los últimos años, rara vez han sido recíprocos, a pesar de que  constantemente, esas personas por las que sentía cosas , han sido amigos muy cercanos, que me aprecian, y quizás incluso, me aman de otras maneras. Pero no escapa a mi observación que frecuentemente elijen salir con personas flacas y /o blancas, en lugar, de salir conmigo, o con personas como yo. Entré en mi primera relación romántica, poco antes de mis 27 años, y no se escapa de mi vista, que para esta edad, muchos de mis pares ya habian tenido numerosas relaciones. Tampoco pierdo de vista que much*s de nosotr*s no, e incluso, much*s quizás nunca.

No quiero decir que ninguna persona gorda o de color sea amada o deseada. Por el contrario, veo muchos ejemplos inspiradores de esto en mi propia comunidad. Sin embargo, los sistemas culturales mayoritarios que forman las decisiones individuales y los deseos han sido esculpidos por cientos de años privilegiando algunos cuerpos en particular y marginalizando otros. Consecuentemente, es que continúo observando la cantidad de ejemplos de cuerpos marginalizados no siendo deseados.

Estaba conversando con una amiga, Ivette González-Alé, sobre la identidad gorda y ella me pregunto: “¿Gordo según quien?” Ella me decía que su cuerpo es como el de tod*s l*s demás en su familia, su “ser indígena” forma un cuerpo completamente extraño para los parámetros blancos en cómo se distribuye la grasa en altura/peso/cuerpo. La gordura se constituye en contraste con el cuerpo blanco, sin ninguna consideración por otros grupos, creando una identidad irrelevante para su cuerpo moreno.

Debido a que muchas de las personas gordas en Estados Unidos, son pobres y son personas de color - y porque lo personal es político - , valuar y desear cuerpos flacos y blancos se convierte en una sutil profundización  de la  supremacía blanca y de los privilegios de clase. Los hombres, especialmente, se ven envueltos en estas construcciones, como ha sido evidenciado por numerosos memes y de algunas imágenes no tan irónicas,  que recuperan declaraciones como  “Nada de gordos, nada de femeninos” y “Nada de negros y nada de asiáticos” publicadas en aplicaciones para encuentros casuales entre tipos queer.

La gordura, en las comunidades queer masculinas, parece ser solo deseable en cuerpos peludos y de osos, mientras que la barba se convierte en la prueba que confirma la masculinidad desestimando la feminización de lo gordo. Pero,  yo puedo localizar mi cuerpo sin pelo en mis propias raíces indígenas, entonces cuando los calificadores de cuán- oso-uno-es comienzan a evaluar  (Barba – panza – pelo en cuerpo) y mi morenitud se ve desplazada por una sola categoría,  lo que en realidad se está diciendo es “está bien ser un hombre gordo,  si eres blanco”. Esta es una comunidad cuyo racismo y misoginia encubierta me deja desinteresado de participar, pero al mismo tiempo, es el único lugar donde un cuerpo, incluso remotamente, como el mío puede ser apreciado o incluso deseado.

Hubo un breve periodo de tiempo en el que otros hombres – predominantemente otros hombres gordos de color – estaban interesados en mi cuerpo.  Fue increíblemente liberador y reparador tener sexo con hombres con cuerpos como el mío. Pero mientras mi propia presencia cambiaba, y comenzaba a abrazar una identidad más femenina, estas comunidades perdían el interés. ¿Qué es lo que queda cuando sos demasiado moreno, demasiado femenino, demasiado queer para esos osos? ¿Cuando eso era tu único recurso? ¿Cuando – incluso en espacios queer radicales de color – los cuerpos  flacos, masculinos, cisgénero, no lisiados son preferibles? Y mientras hago activos intentos para interrogar, desafiar y expandir mi propio deseo, no estoy exento de perpetuar estas condiciones tampoco. Entonces ¿Dónde nos deja esto a las personas como yo?

Me he vuelto anti-romance porque  no puedo invertir en el amor romántico, porque este compromiso es peligroso para mi salud mental. Es una perpetua e íntima exposición a los interconectados sistemas de la supremacía blanca, gordofóbica, cisexista y más. Bajo estos sistemas, mu cuerpo no puede ser neutral, o erótico, o deseado sin ser fetichizado más allá del contexto o del reconocimiento. Incluso, mi cuerpo resulta invisible en las miradas alternativas creadas por aquell*s que desean desmantelar esos sistemas, que quizás estén más involucrad*s en ellos de lo que les/nos/me gustaría admitir o reconocer.

El amor romántico, como lo entendemos, es una construcción colonial. Es un esfuerzo consumista, posesivo, para-toda-la-vida, monogámico que funciona para sostener el capitalismo y la supremacía blanca heteropatriarcal a través de la familia nuclear.  Nos dicen que este amor romántico es esencial, dándole forma como una profecía satisfactoria. ¿Íbamos a sostenernos a nosotr*s mism*s en el amor propio, el amor platónico y el de una comunidad,  que podríamos cambiar? Podríamos ver la belleza de nuestra interdependencia, en lugar de individuos compitiendo por estándares y posiciones de vida a expensas de otros, cada vez más altas. La formación de familias, en lugar de comunidades, crea jerarquías  en  donde cierta gente vale más y merece nuestra atención, protección, y devoción.  Con la reestructuración del amor romántico como comparable a la comunidad/platónico/amor propio, empezamos a dar prioridad al cuidado y al sustento de grandes grupos de personas igualmente importantes a nuestras parejas románticas.

En su pieza “Moviéndose a través de lo feo: Una política mas allá de la deseabilidad”, Mia Mingus nos empuja a trascender el binario de la belleza, y movernos a través de lo que ella denomina magníficamente, un abrazo a lo feo y a la diversidad del cuerpo – de cada cuerpo. Mingus entiende la belleza como una construcción inherentemente excluyente que borra a las personas de color, a las personas trans y a aquellos disidentes del género  y personas con diversidad funcional específicamente. Con esto en mente, todavía estoy trabajando en lo que significa ser feo y ser bello, y en entender mejor mi relación con la belleza. Si “no ser bello” significa no ser o no sentirse “merecedor de amor” y si  el “merecer amor”  constituye una dimensión de lo humano ¿Qué significa para aquell*s que no somos bell*s? ¿Qué significa “la capadidad  de ser amado” bajo una construcción colonialista del amor y la belleza fundada en la supremacía blanca y el colonialismo? Bajo estos sistemas ¿reclamar por la belleza es radical o asimilacionista? ¿Significa algo diferente para mi cuerpo gordo, moreno, queer, femenino que para otros? ¿Quién decide? ¿Y quiénes son l*s fe*s que estamos dejando atrás?

Caleb Luna se identifica como gordo, moreno, queer y femenino. Vive, estudia, baila, escribe hace performance y se organiza en Austin.

35 notes

qualifiedyetsluttynurse7:

nentindo:

raptorific:

raptorific:

Wonder Woman would probably be so heartbroken if she heard there were people who thought her feminism was trans-exclusionary

I told you so.

whenever i try to open this image google chrome just crashes, can someone just take a screenshot of the image

image

(via viforcontrol)

65,677 notes

battysketches:

Kaldurama Day 3: Shipping (Koy)
excuse me while i cry

battysketches:

Kaldurama Day 3: Shipping (Koy)

excuse me while i cry

(via postgenderfemmerobot)

217 notes

(Source: a-lady-in-red, via eljotitodeperris)

16,172 notes

class-struggle-anarchism:

haha

class-struggle-anarchism:

haha

(via brunomarsvolta)

794 notes

lovethyfatness:

friendofmarilyn:

I made a thing!

On Amazon; “Shedding light on the ways in which fat embodiment is lived, experienced, regulated and (re)produced across a range of cultural sites and contexts, Queering Fat Embodiment destabilises established ideas about fat bodies, making explicit the intersectionality of fat identities and thereby countering the assertion that fat studies has in recent years reproduced a white, ableist, heteronormative subjectivity in its analyses.”

lovethyfatness:

friendofmarilyn:

I made a thing!

On Amazon; “Shedding light on the ways in which fat embodiment is lived, experienced, regulated and (re)produced across a range of cultural sites and contexts, Queering Fat Embodiment destabilises established ideas about fat bodies, making explicit the intersectionality of fat identities and thereby countering the assertion that fat studies has in recent years reproduced a white, ableist, heteronormative subjectivity in its analyses.”

(via chubadubdub)

247 notes

paulsrockinpagoda:

I didn’t think that heterophobia was real but it turns out this says otherwise

(via eternamenteputo)

47,801 notes

WAIT

AM I NOT QUEER ANYMORE BECAUSE I’M DISAGREEING WITH JUDITH BUTLER???????

IS THAT WHERE THIS IS COMING FROM????????????????

32 notes

underplay:

“don’t tell anyone what I just told you” they say

“I won’t tell anyone” I reply, as I copy and paste the entire conversation to my best friend

(via pearlsnapbutton)

256,051 notes

blackcontemporaryart:

Kehinde Wiley
Salt N Pepa, 2005

blackcontemporaryart:

Kehinde Wiley

Salt N Pepa, 2005

(via floralcrow)

340 notes

blackentertainmenttimelord:

scydiaas:

in which amandla’s twitter is better than all twitter

She is perfection. Following.

(via floralcrow)

8,578 notes